Programa de mediadores

 20161026_094924

Enmarcado en el plan de convivencia del Centro, se desarrolla desde el curso 2014-15, el proyecto de  mediación escolar. La mediación es un método de resolución de conflictos en el que  las dos partes enfrentadas recurren a una tercera persona imparcial, el mediador, para llegar a un acuerdo.

El objetivo principal que se persigue es contribuir a la mejora de las relaciones y a la búsqueda satisfactoria de acuerdo ante los conflictos, para ello nos proponemos:

  • Prevenir la violencia escolar en el centro educativo, potenciando el aprendizaje de una herramienta, como la mediación escolar, orientada a la resolución constructiva de conflictos.
  • Enseñar estrategias y habilidades necesarias para desempeñar la función de mediación en conflictos.
  • Fomentar un clima socioafectivo entre las personas que participen en actividades de mediación y de formación para la misma, de tal modo que puedan experimentar una vivencia de encuentro interpersonal.Aspectos básicos sobre la mediación que tenemos en cuenta:
  1. La mediación requiere de un elemento esencial que es la comunicación. De hecho podríamos definir el proceso de mediación como el consistente en dotar a las partes en conflicto de unos recursos comunicativos de calidad para que puedan solucionar el conflicto que se traen entre manos. A lo largo de todo ese proceso las partes hablan de reproches, posturas, opiniones, deseos, necesidades, sentimientos y los mediadores deben ayudarles a que se expresen de forma constructiva y a que se escuchen de tal manera que la comunicación que establezcan pueda ayudarles a resolver el conflicto. Esto requiere una madurez que en primaria, quizás, de entrada pensemos que los alumnos y alumnas aún no tienen. Posiblemente es aquí donde reside el secreto de su buen funcionamiento y es que entre ellos se escuchan y se comunican mejor que con la intervención de un adulto en muchas de las situaciones de las que estamos hablando.

2.  Los mediadores deben contar con una serie de cualidades, que sin ellas les puede ser muy difícil llegar a ser un buen mediador:

  • Es neutral. No puede favorecer ni inclinarse por ninguna de las partes.
  • No enjuicia. Debe mantener sus opiniones en el anonimato, no puede permitir que afecten a su trato con los participantes.
  • Es un buen oyente. Empatiza con las partes y la usa técnicas de escucha activa.
  • Crea y mantiene la confianza. Debe estar interesado en que las partes se sientan a gusto y comprendidas para que estén en confianza y puedan contar sus problemas con total libertad
  • Es paciente. Está dispuesto a ayudar a las partes en conflicto, le lleve el tiempo que le lleve la mediación es un proceso voluntario, por lo que se supone que las partes vienen predispuestas a un entendimiento, de no ser así se puede recurrir a postergar la sesión hasta que los ánimos estén más calmados, o si aún es una situación que se puede controlar recurrir al parafraseo, a recordarles que tú estas ahí para ayudarles,…

3. Los conflictos que los mediadores podrán tratar son:

  • Aquellos que no supongan una trasgresión grave de las normas de convivencia (agresión, …)
  • Discusiones entre alumnos
  • Conflictos entre alumnos por amenazas
  • Malas relaciones
  • Situaciones que parezcan injustas o desagraden a las partes
  • Amistades que se han deteriorado,…
  • Cuando los alumnos se encuentran con algún caso que no se puede resolver o que directamente no es típico de mediación acuden a los profesores/as.

Puesta en marcha del equipo de mediación escolar.


Se trabaja fundamentalmente con el tercer ciclo de primaria, para que todos los alumnos/as sean conocedores de qué es la mediación y qué se pretende con su puesta en marcha. También consideramos importante que todos sepan cuáles son las características de un mediador y se conozcan y valoren sus propias habilidades como posibles mediadores. Para ello se plantea una primera fase en la que los alumnos/as de 5º y 6º de Primaria trabajen con el aula con sus tutoras actividades de sensibilización. En una segunda fase un grupo de alumnos/as del tercer ciclo se presenta voluntariamente para ser mediador. Este grupo, nunca superior a 15 alumnos/as, realizará un taller de formación de mediadores. Se trata de realizar actividades que potencien la escucha activa, la resolución de conflictos y que delimiten claramente cuáles son sus funciones como mediadores. Finalizada esta fase se determinará un número de 10 mediadores que iniciará su labor en el último mes del curso.En la tercera fase todos los alumnos de primaria serán informados de que existen los mediadores y cuál es su función. Los mediadores actuarán durante los periodos de recreo durante el mes de Junio. 

Finalmente se pedirá que los alumnos realicen una valoración de la experiencia

Anuncio publicitario