Patios dinámicos

 patios-dinamicos

La idea se basa en el juego y en el deporte, recurso fenomenal e indiscutible para que los niños se relacionen, aprendan, resuelvan conflictos, incluso ayudan a sobrellevar conflictos graves ….. Pero antes que esta idea, está la idea de inclusión, de ayudar al alumnado con más dificultades para relacionarse a hacerlo de una forma agradable; inicialmente guiada, pero con el objetivo de que progresivamente sean capaces de poner en marcha sin la tutela del adulto.

Nos justificamos: ¿Por qué y para qué?

Los motivos por los que nacen los recreos dinámicos son fundamentalmente:

  • Potenciar el juego en el alumnado menos participativo.
  • Dotar de estrategias de juego a quienes tienen más dificultad para jugar en grupo.
  • Disminuir los conflictos en el patio de recreo.
  • Dar ideas al alumnado de juegos a los que se puede jugar además del omnipresente futbol, o las carreras, recuperando juegos tradicionales.

La idea nace, no como obligación, si no como alternativa a la actividad habitual del alumnado.

Aparte de los muy importantes aspectos de descanso: cambio de ocupación, distracción, recomposición de fuerzas, y otros, el recreo tiene elementos de socialización invalorables, el recreo escolar es precisamente un momento clave de socialización y aprendizaje de habilidades sociales. En efecto:

 – Se hacen nuevos amigos y amigas a un nivel más profundo que en el mero contacto de clase.

 – Se programan nuevos encuentros en el hogar, el deporte, el estudio y la ciudad, los cuales afianzan la relación y la amistad.

 – Se crean afectos y proyectos comunes.

 – También chocan ideas, deseos de juegos y se aprende, o no se aprende, a respetar las diferencias sin quebrar la amistad.

 – Se pulen comportamientos agresivos y dominantes, o no se pulen, que más tarde serán luces o sombras en el propio futuro mundo laboral y/o familiar.

 – Se aprende a compartir, o se queda en el egoísmo que únicamente se busca a sí mismo.   Se tiende a superar la timidez y a expresarse con propiedad, sosteniendo con sinceridad las ideas que se consideran correctas.

Objetivos educativos:

  1. Mejorar la coeducación.
  2. Aumentar la participación del alumnado en los recreos.
  3. Hacer un uso más justo y democrático de los espacios escolares
  4. Ofrecer alternativas de ocupación del tiempo libre.
  5. Regular la conducta de manera más eficaz
  6. Educar en el conflicto aprendiendo a dialogar, ser comprensivo, tolerante…
  7. Aumentar el tiempo de práctica físico-deportiva de los alumnos/ as teniendo en cuenta la reducción de asignación horaria traída por la LOE y los bajos índices de actividad a los que apuntan los estudios realizados sobre nuestros escolares.
  8. Promover y enseñar a los alumnos/ as a asumir responsabilidades
  9. Potenciar la participación activa de los alumnos/ as y la toma de decisiones en la vida escolar.
  10. Atender a la diversidad de intereses, necesidades… del alumnado.
  11. Prevenir conflictos educando en ellos y aportándoles recursos para afrontarlos pacíficamente
  12. Integrar a los alumnos con riesgo de exclusión social.
  13. Mejorar las relaciones interpersonales.
  14. Incrementar las estrategias de los alumnos para la prevención de la violencia
  15. Mejorar las habilidades sociales de los alumnos.
  16. Ayudar a mejorar la autoestima de algunos alumnos, a descubrir facetas o habilidades que pueden hacerles disfrutar…

¿Cómo se desarrollan?

Cada semana (martes o jueves de forma alterna) se llevan a cabo juegos guiados en el patio de infantil y en el patio de primaria.

Hay un grupo de profesoras encargadas de dinamizar el juego en el patio, proponen un juego y lo guían para que aprendan y sigan las normas de juego; y sobre todo para animar a participar a aquellos alumnos/as que pueden necesitar más ayuda para integrarse en juegos de grupo de forma adecuada por diversos motivos.

La participación es libre pero está limitada a un número de alumnos/as para poder gestionar el desarrollo de los juegos y orientarlos a los objetivos que se pretenden.

Anuncio publicitario