Programa de sostenibilidad y temática ambiental (PRESTA)

medio_ambienteJUSTIFICACIÓN

El medio ambiente nos ofrece la posibilidad de mejorar los centros educativos, incorporando sistemas de gestión de calidad ambiental, mediante el establecimiento de medidas acordes con los requerimientos ambientales.

La calidad ambiental comenzó a valorarse desde los años 90, estableciéndose unas normas comunes en la conferencia de Río de Janeiro sobre medio ambiente y en la que participó la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), creándose normas ambientales internacionales denominadas ISO 14000.

La calidad ambiental de los centros escolares al igual que en otros centro de trabajo, debe basarse en el proceso de identificación de los impactos que se producen de forma cotidiana y los cambios que deben producirse para contrarrestarlos, considerándose de esta forma como una verdadera educación para el Desarrollo Sostenible. Debemos concienciar a nuestros alumnos del deterioro que producen sus actividades cotidianas y de la capacidad de modificarlas, para reducir ese deterioro al mínimo posible, incluso intentando que desaparezca.

Los centros escolares se encuentran ubicados en un medio y sus actividades tienen consecuencias en su medio ambiente. Las escuelas como núcleos de aportación de conocimientos, deben desempeñar un importante papel en la difusión de soluciones y alternativas a los problemas ambientales, fomentando su continuidad en la sociedad en la que se encuentran inmersas. Es fundamental en este aspecto la continuidad a los hogares desde la estrategia iniciada en las escuelas a través de los alumnos y de las actividades propias de relación de las escuelas con los padres, en reuniones periódicas, etc. En este aspecto los alumnos pueden iniciar un proceso que implique una toma de conciencia progresiva en el conjunto de la sociedad de tal forma que pequeñas actuaciones generen cambios importantes de patrones de uso de los recursos.

La concienciación ambiental de los centros educativos debe proporcionar los conocimientos básicos de lo que ocurre en el medio cuando realizamos una actividad, como por ejemplo dejar el grifo de agua corriendo sin utilizar, no apagar la luz de aulas vacías o gastar innecesariamente papel, para relacionarlo posteriormente con temas como el agotamiento de recursos. Debemos por ello, suministrar una información ambiental básica, que proporcione la información necesaria de las consecuencias que nuestras actividades pueden generar en el medio ambiente.

Desarrollo sostenible, lucha contra el cambio climático y protección de la Biodiversidad son tres grandes retos que se plantea el Principado de Asturias y configuran, igualmente, los ejes del “Programa Educativo de Sostenibilidad y Temática Ambiental” (PRESTA), que se constituye así como referente y marco al servicio de los centros educativos asturianos para favorecer su acción didáctica y la renovación pedagógica, poniendo el acento en aquellos aprendizajes y en aquellas competencias que posibiliten a nuestros jóvenes interactuar con el medio físico, tanto en sus aspectos naturales como en los generados por la acción humana, de tal modo que se posibilite la comprensión de sucesos, la predicción de consecuencias y la actividad dirigida a la preservación de las condiciones de vida propia, de las demás personas y del resto de seres vivos.

El currículo se estructura en torno a áreas de conocimiento, y es en ellas donde ha de buscarse los referentes que permitirán el desarrollo de las competencias básicas y la consecución de los objetivos educativos.

El C.P. Enrique Alonso siempre ha apostado por la defensa del medio ambiente y es una satisfacción ver cómo van calando en los alumnos y alumnas los buenos hábitos. La recogida selectiva de residuos a través del lema 3R, reducir, reutilizar, reciclar es un hecho en nuestro Centro, participando todo el alumnado, el profesorado y personal de limpieza. Todo lo que tenga que ver con el desarrollo sostenible y los hábitos saludables es objeto de reflexión de acuerdo con los principios educativos establecidos en el Proyecto Educativo de Centro, como es el de la formación en el respeto y defensa del medio ambiente.

Dentro del Proyecto Educativo del C.P. Enrique Alonso, se contempla la educación ambiental como un punto importante a desarrollar desde las distintas áreas, según permitan los contenidos o el enfoque que los profesores y profesoras deseen dar en cada momento.

En nuestras Programaciones figuran objetivos y actividades relacionados con temas tales como:

      • Educación ambiental: la ecología, la conservación del medio ambiente, el cambio climático, son temas que además de formar parte del currículo, se tratan con especial énfasis por existir una sensibilidad especial en las aulas.
      • Por otra parte se recogen dentro del Proyecto Curricular, aspectos relacionados con la salud y especialmente el problema de la contaminación y los residuos.
      • Se participa también en la organización de talleres, charlas y jornadas cuyo eje principal es la educación medioambiental y la educación para la salud.

OBJETIVOS

Mediante las diferentes actuaciones recogidas en el programa se pretende alcanzar los siguientes objetivos generales:

    • Concienciar sobre el uso adecuado y sostenible del agua y la energía en el colegio facilitando la realización de cambios que conlleven ahorro energético.
    • Disminuir el consumo del agua.
    • Favorecer conductas duraderas en el tiempo.
    • Generar actitudes que puedan ser imitadas por otros ciudadanos.
    • Sensibilizar y conseguir la participación de la comunidad educativa.
    • Concienciar a nuestro alumnado del deterioro que producen sus actividades cotidianas y de la capacidad de modificarlas, para reducir ese deterioro al mínimo posible, incluso intentando que desaparezca.
    • Convivir alumnos y profesores en un ambiente natural, aprendiendo a valorar las satisfacciones que produce la realización de diversas actividades sencillas cuando están presididas por principios de respeto y conservación del medio que nos rodea.
    • Aprender a desarrollar actividades en grupo, desempeñando cada cual el papel asignado, contribuyendo al mantenimiento de la limpieza y orden del Centro y su entorno.

Ámbitos prioritarios de actuación

En este proyecto se proponen los siguientes ámbitos de actuación:

      1. Medidas para mitigar el cambio climático.
      2. Estrategias de ahorro energético.
      3. Estrategias de gestión y ahorro de agua.
      4. Reciclaje de residuos y uso eficiente de recursos.
      5. Campañas de comunicación y acciones de sensibilización relativas a las buenas prácticas ambientales y reducción de la presión sobre el calentamiento global.
      6. Concienciación sobre la problemática del ruido.
      7. En estos ámbitos se integran toda una serie de actividades que se desarrollarán a nivel del centro y que estarán especificadas en el apartado de actividades.

CONTENIDOS

    • Energía: consumo eléctrico, empleo adecuado de fluorescentes, energías renovables, utilización de aparatos de bajo consumo, etc.
    • El buen uso del agua: Agua: tuberías, lavabos y cisternas y utilización de sistemas reductores, riego, etc.
    • Residuos y reciclaje: uso de papel reciclado, deposito selectivo de residuos, reutilización, etc.
    • Recuperación de residuos. Las tres “R”: papel-cartón, tapones de plástico y aceite doméstico.
    • Ruido: nivel de ruido en las diferentes dependencias y efectos sobre la salud,
    • Edificio y entorno: iluminación de aulas y espacios comunes, limpieza, jardines, seguridad, etc.

Con estos contenidos se pretende trabajar una serie de actitudes y valores como los siguientes:

    1. Reconocer la necesidad de asumir una serie de posturas de respeto a las leyes y acuerdos sobre el futuro del Planeta.
    2. Valorar la necesidad de cumplimiento, por parte de la ciudadanía, de las normas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, encaminados a evitar el calentamiento generalizado del planeta, y por consiguiente el cambio climático.
    3. Valorar la aplicación individual de la regla de las Tres “R”.
    4. Adopción de una actitud de participación y aceptación de acciones encaminadas al mantenimiento de un aire más limpio y sin ruidos
    5. Adopción de iniciativas que fomenten el ahorro de agua y el apoyo de iniciativas que lo promuevan.
    6. Adquisición de hábitos adecuados de consumo energético.
    7. Divulgación de una serie de normas en el ámbito escolar o local.
    8. Cooperar en la consecución de intereses que beneficien a la comunidad en aspectos relativos al medio ambiente.

ACTIVIDADES

 

El alumnado tiene un papel relevante en las actividades y sobre la concordancia que debe existir entre el Proyecto Educativo y el Proyecto Curricular, para su aplicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje, por ello seguidamente detallamos algunas acciones que se desarrollarán en el centro y que serán de carácter general para todo el centro:

      • Sustitución paulatina de luminarias en aulas y espacios comunes por otras de bajo consumo.
      • Apagar grupos de fluorescentes en aquellas aulas que reciban abundante luz natural.
      • Sustitución del papel en envíos a la Consejería de Educación y Ciencia, a padres/madres, notas internas,… por envíos por correo electrónico y la aplicación TOKAPP SCHOOL.
      • Colocación de economizadores en la grifería del centro.
      • Recogida selectiva de residuos: papel-cartón, tapones de plástico, aceite doméstico y materiales eléctricos y/o electrónicos.
      • Colocación de contenedores específicos en el patio y en las aulas y/o pasillos para papel-cartón, plásticos, tetrabrick, etc
      • Reutilización de papel usado para el trabajo en las aulas: manualidades, notas, dibujos, etc.
      • Plan de limpieza periódica por parte de los escolares de las zonas de recreo del centro.
      • Actuaciones de jardinería en las zonas verdes del recinto escolar con la colocación de plantas decorativas y pequeñas vallas limitadoras de espacios.
      • Adecuación de una zona ajardinada para juego de los alumnos y alumnas de Educación Infantil (casas, toboganes, vallas protectoras, etc)

 

METODOLOGÍA        

La implicación de todos los niveles educativos (396 alumnos y alumnas y de 38 profesores/as en el Proyecto que aquí presentamos), requiere de una organización que garantice el buen desarrollo del mismo.

La experiencia del Centro en varios proyectos de innovación durante años  simplifica el proceso organizativo pues ya se han dado los primeros pasos hacia la consecución de un modelo de trabajo coherente, dinámico y coordinado.

El profesorado en sus reuniones de Equipos Docentes, irá planteando distintas propuestas de trabajo a realizar con el alumnado a lo largo del curso y tomando las decisiones que se consideren necesarias para el buen desarrollo del Programa.

Al comienzo del curso 2016-2017 se establecerán los objetivos a conseguir, la temporalización de los mismos y las acciones a llevar a cabo en los diferentes  trimestres,  procurando la coordinación entre los niveles.

Al final de cada trimestre el profesorado  valorará los resultados obtenidos, las dificultades encontradas en la aplicación de las diferentes iniciativas planteadas, los cambios necesarios así como los progresos de los alumnos y alumnas.

La metodología será activa. Se insistirá en el razonamiento de las reglas que se proponen para una necesaria interrelación, por lo que convendrá realizar auto-análisis grupal, diálogos en pequeño grupo,  etc; aquellas actividades de dinámica grupal que fomenten la necesaria concienciación en este campo.

Los principios metodológicos que creemos deben tomar toda acción educativa son: unidad, autonomía, participación, actividad, intuición, creatividad y juego.

EVALUACIÓN

 

La evaluación nos debe permitir el poder comprobar los cambios producidos después del desarrollo de las actividades realizadas en la fase anterior y debe abarcar tanto a las acciones desarrolladas como a los participantes y su implicación en las mismas, abarcando al mayor numero posible de participantes de la comunidad educativa, para que resulte lo más eficaz posible.

Podemos realizarla desde un punto de vista mixto, es decir de forma cualitativa y cuantitativa utilizando una serie de indicadores que nos informen del desarrollo, aplicación y utilidad de las mismas.

La evaluación debe formar parte tanto del proceso de enseñanza como del proceso de aprendizaje, de manera que lo vaya guiando y reconduciendo para que en cada momento sea posible determinar las situaciones, materiales y recursos más adecuados para la oportuna ayuda individualizada a los niños, que les permitan superar los obstáculos y continuar el proceso de forma correcta.

Los criterios de evaluación serán los siguientes:

Del proyecto

  • Proceso de enseñanza aprendizaje
  • Organización del tiempo
  • Adecuación de objetivos

De los recursos utilizados

  • Adecuación de los recursos utilizados y su incidencia en el proceso de enseñanza- aprendizaje.
  • Grado de consecución de los objetivos previstos.
  • Actitudes: Participación, interés y comportamiento.
  • Corrección y creatividad en la realización de las actividades propuestas.
Anuncio publicitario