25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género: «relacionándonos en el camino de los buenos tratos»

Para evitar los malos tratos queremos trabajar en el camino de los buenos tratos y para ello, una vez más os animamos a trabajar coeducativamente.

La coeducación pretende educar desde la igualdad de género para erradicar formas de desigualdad que generan formas de discriminación, de las cuales la más dramática es la violencia de género. Por tanto, se trata de educar para cambiar prácticas de malos tratos (violencia, agresividad, discriminación…) por prácticas de buenos tratos (convivencia, cooperación, colaboración…).

Para ello nos parece imprescindible dar a las relaciones la importancia que se merecen, creando un clima que rompa con los estereotipos de género y potenciando relaciones de reconocimiento mutuo y comunicación. Para educar en buenos tratos, es imprescindible trabajar la autoestima, la igualdad y aprender a tratar bien, es por ello que estos serán los tres ejes entorno a los que girarán nuestras actividades para hacer frente a la violencia machista.

Cuando el alumnado llega a la escuela trae roles y modelos muy arraigados, la mayoría de los chicos tienen muy interiorizado el modelo tradicional de masculinidad: fuerza, poder, competitividad…, y mientras no lo cambiemos, trabajar en igualdad va a ser muy difícil. Por ello, todos los sectores y agentes sociales: familia, escuela, empresa, medios de comunicación… nos tenemos que implicar y trabajar para cambiar los modelos y estereotipos que hoy en día todavía están presentes, de manera que la violencia sexista no tenga ninguna justificación. La implicación de todos y todas es imprescindible, al fin y al cabo vivir en igualdad nos enriquece.

La única manera de hacer frente a los malos tratos, es mediante los buenos tratos. Tenemos que proveer al alumnado, a chicos y a chicas, de los recursos necesarios para poder emprender ese camino, para que puedan cambiar el modelo que conocen. Educar en coeducación es, a nuestro parecer, la mejor vía.

La autoestima es el grado de aceptación y el concepto que cada uno tiene de sí mismo. Depende de las relaciones que desde la infancia se establecen en la familia, en la escuela y con las amistades. Debemos potenciar la autoestima de su alumnado, resaltando sus buenas cualidades y animándole a desarrollarlas. Nadie puede tener una mínima autoestima si no es estimado en alguna medida, pues ésta descansa en el reconocimiento de los demás.

No podemos olvidar, asimismo, que la autoestima se desarrolla gracias a nuestra capacidad de respeto y a la valoración de las demás personas y debemos alejarnos del egocentrismo y la prepotencia. Ahora bien, no debemos perder de vista que las capacidades y metas siguen estando cruzadas por los estereotipos de género. Hay expectativas que se ajustan más a un “modelo de chica” y otras a un “modelo de chico”. Debemos estar alerta para que las chicas no se estimen y sean estimadas más por una serie de capacidades y los chicos por otras que estén marcadas por los estereotipos sexistas.

Diversos estudios nos confirman la existencia de dos mundos de autoestima: el de las chicas y el de los chicos y por extensión el de las mujeres y hombres. Las chicas se autoinculpan más de los fallos, mientras que atribuyen los éxitos al azar o a sucesos estrenos; con los chicos les sucede lo contrario: atribuyen al azar y a las circunstancias externas los fracasos y los éxitos a su valía.

Aunque las leyes de nuestro país contemplan de una manera explícita la igualdad entre varones y mujeres, sin embargo su implantación práctica requiere tiempo y esfuerzo añadidos, pues todavía podemos ver, tanto en el mundo escolar como fuera de él, conductas que denotan la pervivencia del sexismo.

La mayoría de las veces estos comportamientos son producto de nuestros automatismos conductuales que, en gran medida, son prerreflexivos y pueden, incluso, estar en contradicción con nuestras creencias, ya que el campo emocional, que es a la vez individual y social, es el lugar de resistencia, muchas veces inconsciente, a las transformaciones sociales. Tenemos el deber de pensar en qué medida desde el ámbito de la educación académica contribuimos a la construcción del género, y de hacer el ejercicio de pensar en individuos sin el velo del género, es decir, con sus propios deseos, gustos, estilos, etc., sin tener que adecuarlos a un género determinado, sino a normas de respeto y convivencia iguales para todas y todos. Esto supone sospechar de todo y aplicar el test de la inversión, es decir, ¿pensaría, diría, esperaría esto del mismo modo si fuese chica o si fuese chico? También supone aplicar medidas de corrección para aquellas situaciones que nos encontramos ya hechas, pues no debemos olvidar que los estereotipos de género se empiezan a construir desde la primera infancia.

En gran medida el modelo de relaciones interpersonales se trasmite. Para terminar con los malos tratos tenemos que aprender a relacionarnos de manera positiva, en resumidas cuentas, a tratarnos bien. Tenemos que ofrecer a alumnado los recursos necesarios para identificar todo tipo de malos tratos, así como para relacionarse de la manera adecuada. Tenemos que ser el motor del cambio de valores que permita acabar con los estereotipos interiorizados por el hecho de nacer niño o niña y favorecer relaciones de respeto, comunicación e igualdad.

¿QUÉ PRÓPOSITOS TIENEN ESTAS ACTIVIDADES?

Ante la necesidad de sensibilizar al entorno acerca de las repercusiones que tienen nuestras acciones en los demás, surgen los siguientes propósitos:

– Reflexionar sobre las acciones propias que fomentan el buen trato en los demás.

– Utilizar habilidades y actitudes básicas que enriquezcan la convivencia, como la gratitud y cortesía.

– Mostrar interés por los sentimientos de los demás fomentando valores como la empatía y la amistad.

– Trasmitir de manera transversal valores de respeto, confianza, autoconfianza, protección y autocontrol.

– Tomar decisiones grupales potenciando conductas de colaboración y cooperación grupal.

– Descubrir y reflexionar a través del juego, que aspectos suman y/o restan para convivir y vivir en igualdad.

Desde nuestro centro animamos a las familias a trabajar con sus hijos e hijas durante la próxima semana, como también lo haremos en las aulas, en torno al buen trato y contra la violencia de género. Para ello os proponemos algunas actividades y os facilitamos algunos documentos que podéis descargar desde esta página y que os pueden ayudar en este trabajo:

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

-Calendario de la corresponsabilidad 

Con este juego, vamos a hacer un calendario con el que repartir de forma equilibrada las tareas del hogar, de modo que todos participen en ellas. Para ello, recortaremos dos círculos de cartulina, uno más grande que el otro, y colocaremos el más pequeño sobre el mayor, sujetándolos con una chincheta en el centro. En cada apartado del círculo interior, escribiremos los nombres de cada miembro de la familia. También podemos ser más creativos y animar a los niños a pegar una foto o hacer un dibujo. En cada apartado del círculo más grande, dibujamos las tareas que se deberán repartir. Cada semana, haremos girar el calendario para variar los turnos. 

El árbol violeta 

Con esta actividad, vamos a ponernos las gafas violetas para echar una mirada a nuestro árbol familiar. Para ello, los niños tendrán que preguntar acerca de las mujeres de su familia, remontándose tres generaciones (bisabuela, abuela y madre). Tendrán que investigar cómo vivían, en qué trabajaban y qué podían hacer y qué no.  

Después, elaboramos nuestro árbol genealógico violeta con toda esta información de la forma más creativa posible. Podemos hacer dibujos, collages o pequeñas redacciones. Es una manera muy interesante de hacer que los niños comprendan cómo han cambiado las condiciones de vida para la mujer a lo largo de las generaciones. 

-¡A elegir juguetes! 

Los catálogos de las jugueterías suelen estar repletos de publicidad sexista que fomenta los estereotipos de género. Pedimos a los niños que echen un vistazo a uno de ellos y elijan los juguetes que más les han llamado la atención o con los que les gustaría jugar. Después, pueden reflexionar sobre qué les parece que estén divididos en dos clases: para niños y para niñas. 

Una vez hecho esto, podemos pedirles que elaboren un catálogo no sexista que evite estereotipos de género. Dibujos, collages o cualquier técnica que se les ocurra son buenas herramientas. ¡La imaginación al poder! 

-El juego de las tarjetas 

Crea unas sencillas tarjetas con cartulina. Escribe en parte de ellas frases sobre la igualdad y, en las restantes, estereotipos sexistas. Por ejemplo, puedes poner afirmaciones como “los niños y las niñas somos iguales”, “los niños juegan mejor al fútbol que las niñas” o “los niños no saben coser”. Cada vez que saques una, los niños deberán decir si piensan que la afirmación que aparezca en ella es verdadera o falsa y el motivo. De este modo, empezarás a trabajar en eliminar creencias equivocadas sobre los sexos. 

Igualdad y corresponsabilidad 

Entregamos papel y bolígrafo a todos los niños y hacemos que escriban un listado de tareas cotidianas que hacen los diferentes miembros de su familia. Al lado de cada una de las tareas deberán poner el nombre de quién la realiza. A las labores domésticas hay que añadir otras como el trabajo, el estudio, los deberes del cole o las extraescolares. Cada una suma un punto en el casillero del miembro de la familia. De este modo, los niños verán quién ocupa más tiempo en el trabajo diario. La segunda parte de estos juegos de igualdad consistirá en fomentar la corresponsabilidad y redistribuir las tareas entre los miembros de la familia. 

DOCUMENTOS INTERESANTES

Anuncio publicitario

Semana Europea por el reciclaje 2022

El C.P. “ENRIQUE ALONSO” participa también durante este curso en la «Red de escuelas por el reciclaje», promovido por COGERSA.

Nuestro Plan de sostenibilidad se llama “PONTE VERDE” y recoge multiples acciones a lo largo del curso.   

Creemos que contar con las familias, en éste como todos los ámbitos de la educación de los peques, es fundamental.

Para crear conciencia sobre el problema que cada día se agrava en nuestro planeta, os dejamos a continuación:

  1. Un artículo ilustrado con imágenes muy reveladoras. Esperamos que esto sirva para conversar con vuestros hijos y para plantearnos que cada vez es más importante tomar medidas para frenar la cantidad de basura que generamos.
  • Videos para seguir reflexionando:
  • Una imagen que nos ayuda a motivarnos, podemos colaborar.
  • Una invitación.

  1. ARTICULO

Un fotógrafo no tira su basura durante cuatro años para concienciar sobre la cultura del consumo

El fotógrafo francés Antoine Repessé guardó su basura durante cuatro años para mostrar la tremenda realidad sobre la acumulación de basura en nuestra sociedad de consumo.

En el año 2011, el fotógrafo francés Antoine Repessé dejó de tirar su basura reciclable y empezó a guardarla dentro de su casa. Durante un período de cuatro años, acumuló alrededor de 70 metros cúbicos de residuos que utilizaría posteriormente para demostrar una realidad desgarradora en su proyecto más reciente.

La basura de Repessé alcanzó las 1.600 botellas de leche, 4.800 rollos de papel higiénico, y 800 kg de periódicos, que para los efectos de su proyecto se divide en categorías.

En estas imágenes cuidadosamente coreografiadas nos enfrentamos a la cruda realidad de algo que muchos prefieren ignorar muestra efectivamente lo que podría suceder si seguimos para evadiendo el problema global de la acumulación de basura y las desagradables consecuencias de la sociedad de consumo. Junto con los montones de basura no deseada, Repessé agrega a las imágenes un elemento de miedo, culpa y ansiedad que se transporta al primer plano.

El fotógrafo espera que este proyecto sea un agente de cambio, pues a menudo se habla de la cantidad de basura que producimos, pero el impacto de una imagen puede ser más potente que un montón de palabras.

“Quería darle una dimensión estética a mi trabajo. Al clasificar la basura se obtiene un efecto gráfico: traté de producir una imagen perfecta que evoque un efecto perturbador.”

Todas las imágenes © Antoine Repessé / Sony World Photography Awards

Antoine RepesséWebsite Facebook

2. VIDEOS PARA SEGUIR REFLEXIONANDO:

3.COSAS QUE PODEMOS HACER

4. EN ESTA LÍNEA OS INVITAMOS A PARTICIPAR EN LA SESTAFERIA QUE EL COLEGIO ORGANIZA EL PRÓXIMO SÁBADO 26 DE NOVIEMBRE. SERÁ EN EL PATIO DEL COLEGIO A LAS 11,00 DE LA MAÑANA.

¡¡¡ANIMAOS, VAMOS A RECICLAR Y REUTILIZAR!!!

16 de octubre de 2022, «Día Mundial de la Alimentación: no dejar a nadie atrás».

Familias del Enrique Alonso, esta semana os dejamos una pequeña reflexión sobre la alimentación como complemento a lo publicado la semana pasada; aunque en este caso con un claro enfoque solidario y para reflexionar con nuestros hijos e hijas sobre salud y solidaridad.

El Día Mundial de la Alimentación se celebra el 16 de octubre de cada año. Fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación  (FAO). Su finalidad es concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. El día coincide con la fecha de la fundación de la FAO en 1945.

DATOS PARA LA REFLEXION

Unos 3 100 millones de personas (casi el 40 % de la población mundial) no pueden permitirse una dieta saludable.

Cada año se produce el doble de los alimentos necesarios para alimentar a las personas que habitan en la Tierra, pero 793 millones de personas pasan hambre.  Alrededor de 193 millones de personas necesitaron asistencia humanitaria para su supervivencia en 2021.

El conflicto fue el principal impulsor de la inseguridad alimentaria aguda para 139 millones de personas en 24 países y territorios en 2021.

Aunque hasta 828 millones de personas padecen hambre, 1 de cada 8 adultos es obeso, un problema en aumento en todas las regiones del mundo.

Más del 80% de los extremadamente pobres viven en zonas rurales.

Dos tercios de quienes padecen altos niveles de inseguridad alimentaria aguda son productores de alimentos rurales.

En todo el mundo las mujeres son las principales encargadas de la nutrición, la seguridad y calidad de los alimentos en la familia y en la comunidad A escala mundial las mujeres tienen un 15% más de probabilidades que los hombres de sufrir sufrir inseguridad alimentaria moderada o grave.

 Los Pueblos Indígenas son guardianes de casi el 80% de la biodiversidad terrestre mundial en el 22% de la superficie de la Tierra. Sin embargo, sufren tasas más altas de pobreza, malnutrición y desplazamiento interno.

 Unos 160 millones de niños son víctimas del trabajo infantil. El sector agrícola representa más del 70% del trabajo infantil en todo el mundo

En los países en desarrollo, la mayor parte del trabajo de las mujeres se dedica a la agricultura. Aunque los hombres normalmente aran los campos y guían a los animales de tiro, las mujeres hacen la mayor parte del trabajo relacionado con la siembra, escarda, fertilización y recolección de los alimentos básicos, como el arroz, trigo y maíz, que representan más de 90% de la dieta de la población rural pobre. La contribución de las mujeres a los cultivos secundarios, como las legumbres y hortalizas, es todavía mayor. En su mayoría, estos cultivos se producen en huertos familiares, cuidados casi exclusivamente por mujeres. Estos huertos muchas veces son notablemente productivos y son fundamentales para el bienestar nutricional y económico. En un estudio realizado en Nigeria oriental, por ejemplo, se comprobó que los huertos familiares, que en promedio ocupan sólo 20% de la propiedad familiar, aportaban casi la mitad del total de la producción agrícola. De la misma manera, se estima que en Indonesia los huertos familiares aportan más del 20% de los ingresos del hogar y el 40% de los suministros alimentarios domésticos.

Finalmente para aquellas familias que quieran profundizar un poquito más os facilitamos el material:

https://www.fao.org/documents/card/es/c/cc0239es

¡¡¡Bienvenidas familias del C.P. Enrique Alonso!!!. Celebramos la «Semana de la salud».

Desde la Unidad de Orientación queremos facilitar a las familias información que pueda resultar útil para la crianza, enlazando los temas con  los que vamos trabajando en el colegio. Iniciamos nuestra andadura con el tema de salud, con motivo de la celebración de la “Semana de la salud”.

Os dejamos un artículo de la Clínica Mayo y unos gráficos sobre la alimentación saludable que empezaremos a trabajar con el alumnado de E. Primaria en el aperitivo que traen para media mañana.

NUTRICIÓN PARA NIÑOS: PAUTAS PARA UNA DIETA SALUDABLE

Quieres que tu hijo consuma alimentos saludables, ¿pero sabes qué nutrientes necesita y en qué cantidades? A continuación, compartimos una breve descripción general.

Introducción

La nutrición para niños se basa en los mismos principios que la nutrición para adultos. Todos necesitan los mismos tipos de nutrientes, como vitaminas, minerales, hidratos de carbono, proteínas y grasa. Sin embargo, los niños necesitan diferentes cantidades de nutrientes específicos según las diferentes edades.

Entonces, ¿cuál es la mejor fórmula para fomentar el crecimiento y el desarrollo de tu hijo? Revisa estos consejos básicos de nutrición para niñas y niños de diferentes edades, basados en las DietaryGuidelinesforAmericans (Pautas Alimentarias para Estadounidenses) más recientes.

Ten en cuenta estos alimentos con alto contenido de nutrientes:

Proteínas. Escoge mariscos, carnes sin grasa y de ave, huevos, frijoles, guisantes, productos de soja, y frutos secos y semillas sin sal.

Frutas. Alienta a tu hijo a comer diferentes frutas, ya sean frescas, enlatadas, congeladas o secas, en vez de jugo de frutas. Si tu hijo bebe jugo, asegúrate de que sea 100 % jugo sin azúcar añadida y limita sus porciones. Busca frutas enlatadas cuya etiqueta diga que son livianas o que están envasadas en su propio jugo, lo que significa que tienen poca azúcar añadida. Ten en cuenta que media taza de frutas secas cuenta como una taza de frutas frescas. Si se consumen en exceso, las frutas secas pueden aportar calorías adicionales.

Verduras. Sirve una variedad de verduras, ya sean frescas, enlatadas, congeladas o secas. Cada semana, trata de ofrecer una gran variedad de verduras, incluidas las de color verde oscuro, rojo y naranja, frijoles y guisantes, almidonadas y otras. Cuando escojas verduras congeladas o enlatadas, busca las opciones con menor contenido de sodio.

Granos. Escoge los granos integrales, como pan integral, avena, palomitas, quinua y arroz integral o silvestre. Limita los granos refinados, como pan, fideos y arroz blancos.

Lácteos. Alienta a tu hijo a comer y beber productos lácteos descremados o con bajo contenido de grasa, como la leche, el yogurt, el queso o las bebidas de soja fortificadas.

Trata de limitar las calorías que tu hijo consuma que provengan de lo siguiente:

Azúcar añadida. Limita el azúcar añadida. El azúcar de origen natural, como el que contienen las frutas y la leche, no es azúcar añadida. Algunos ejemplos de azúcar añadida son el azúcar morena, el endulzante de maíz, el jarabe de maíz, la miel y otros. Revisa las etiquetas nutricionales. Elige cereal con mínima azúcar añadida. Evita las bebidas con azúcar añadida, como la gaseosa y las bebidas deportivas y energizantes.

Grasas saturadas y trans. Limita las grasas saturadas: grasas que provienen principalmente de alimentos de origen animal, como la carne roja y de ave y los lácteos enteros. Busca formas de reemplazar las grasas saturadas con aceites vegetales y de frutos secos, que proporcionan ácidos grasos esenciales y vitamina E. Las grasas más saludables también están presentes de manera natural en las aceitunas, las nueces, los aguacates y los mariscos. Limita las grasas trans evitando los alimentos que contienen aceite parcialmente hidrogenado.

Sodio. La mayoría de los niños de los EE. UU. consumen demasiada cantidad de sodio en su alimentación cotidiana. Motiva a tu hijo a que haga colaciones con frutas y verduras en lugar de papas fritas y galletas dulces. Revisa las etiquetas nutricionales y busca productos con bajo contenido de sodio.

Si tienes preguntas sobre nutrición para niños o alguna inquietud específica sobre la dieta de tu hijo, habla con el médico de tu hijo o con un dietista certificado.

De 2 a 4 años: pautas diarias para niñas
CaloríasDe 1000 a 1400, según el nivel de crecimiento y de actividad
ProteínaDe 2 a 4 onzas (de 57 a 113 g)
FrutasDe 1 a 1,5 tazas
VerdurasDe 1 a 1,5 tazas
GranosDe 3 a 5 onzas (de 85 a 142 g)
LácteosDe 2 a 2,5 tazas
De 2 a 4 años: pautas diarias para niños
CaloríasDe 1000 a 1600, según el crecimiento y el nivel de actividad
ProteínaDe 5 a 9 onzas (de 142 a 255 g)
FrutasDe 1 a 1,5 tazas
VerdurasDe 1 a 2 tazas
GranosDe 3 a 5 onzas (de 85 a 142 g)
LácteosDe 2 a 2,5 tazas
De 5 a 8 años: pautas diarias para niñas
CaloríasDe 1200 a 1800, según el nivel de crecimiento y de actividad
ProteínaDe 3 a 5 onzas (de 85 a 142 g)
FrutasDe 1 a 1,5 tazas
VerdurasDe 1,5 a 2,5 tazas
GranosDe 4 a 6 onzas (de 113 a 170 g)
Lácteos2,5 tazas
De 5 a 8 años: pautas diarias para niños
CaloríasDe 1200 a 2000, según el nivel de crecimiento y de actividad
ProteínaDe 3 a 5,5 onzas (de 85 a 156 g)
FrutasDe 1 a 2 tazas
VerdurasDe 1,5 a 2,5 tazas
GranosDe 4 a 6 onzas (de 113 a 170 g)
Lácteos2,5 tazas
De 9 a 13 años: pautas diarias para niñas
CaloríasDe 1400 a 2200, según el nivel de crecimiento y de actividad
ProteínaDe 4 a 6 onzas (de 113 a 170 g)
FrutasDe 1,5 a 2 tazas
VerdurasDe 1,5 a 3 tazas
GranosDe 5 a 7 onzas (de 142 a 198 g)
Lácteos3 tazas
De 9 a 13 años: pautas diarias para niños
CaloríasDe 1600 a 2600, según el nivel de crecimiento y de actividad
ProteínaDe 5 a 6,5 onzas (de 142 a 184 g)
FrutasDe 1,5 a 2 tazas
VerdurasDe 2 a 3,5 tazas
GranosDe 5 a 9 onzas (de 142 a 255 g)
Lácteos3 tazas
De 14 a 18 años: pautas diarias para niñas
CaloríasDe 1800 a 2400, según el nivel de crecimiento y de actividad
ProteínaDe 5 a 6,5 onzas (de 142 a 184 g)
FrutasDe 1,5 a 2 tazas
VerdurasDe 2,5 a 3 tazas
GranosDe 6 a 8 onzas (de 170 a 227 g)
Lácteos3 tazas
De 14 a 18 años: pautas diarias para niños
CaloríasDe 2000 a 3200, según el nivel de crecimiento y de actividad
ProteínaDe 5,5 a 7 onzas (de 156 a 198 g)
FrutasDe 2 a 2,5 tazas
VerdurasDe 2,5 a 4 tazas
GranosDe 6 a 10 onzas (de 170 a 283 g)
Lácteos3 tazas

FRECUENCIA RECOMENDADA PARA CADA GRUPO DE ALIMENTOS

PIRÁMIDE DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE (SENC, 2004)

Inauguramos una nueva sección en nuestra página web: «FAMILIA Y ORIENTACIÓN»

Nace hoy una nueva sección en esta página web destinada a facilitar información que nos ayude a las familias a acompañar en el desarrollo a nuestros hijos/as.

Mensualmente se irán añadiendo artículos, información general sobre temas de interés y relacionados con la actualidad.

Iniciamos nuestra andadura con el tema de salud, con motivo de la celebración de la “Semana de la salud”.